Bailar es bueno para la salud

Todos sabemos que el ejercicio moderado nos mantiene activos y saludables, por eso bailar es tan bueno para la salud. Bailar mejora nuestro cuerpo, nuestra mente y nos llena de alegría. No te pierdas este artículo, en él encontrarás un montón de razones para empezar.

1- Activa el corazón. Al bailar se somete al cuerpo a un estímulo que hace que el corazón tenga que trabajar para bombear sangre.

2- Fortalece los huesos. Ayuda a mantener las articulaciones lubricadas y a mejorar posturas. La práctica continuada puede evitar o disminuir la pérdida de masa ósea, previniendo la osteoporosis.

3- Tonifica los músculos. Los ejercicios de estiramiento, calentamiento y los movimientos ejercitan los músculos. Con ello se consigue mayor flexibilidad y agilidad.

4- Adelgaza. El baile ayuda a quemar calorías y favorece la eliminación de líquidos y toxinas. En media hora de baile se puede quemar entre 200 y 400 calorías.

5- Combate el colesterol y la diabetes. Bailar aumenta los niveles del llamado colesterol bueno (HDL) y disminuye los del malo. A las personas con diabetes les ayuda a controlar el nivel de glucosa en sangre.

6- Potencia la coordinación. Para bailar hay que mantener el equilibrio y aprender a coordinar movimientos. Con ello conseguimos mejorar también los reflejos.

7- Refuerza la memoria. El baile es también gimnasia par el cerebro por que nos obliga a estar concentrados en el presente para aprender los pasos, memorizarlos y coordinar los movimientos.

8- Reduce el estrés. Libera tensiones y aumenta la producción de endorfina, las hormonas de la felicidad, que son un buen antídoto contra la depresión. Además, alivian el dolor y protegen a nuestro organismo frente a las infecciones.

9- Aumenta la autoestima. El baile y la música ayudan a expresar las expresiones y a canalizar la adrenalina. Te ponen en contacto con tu cuerpo y con tu alma. Compartir esa experiencia en grupo es enriquecedor, proporciona sentimientos positivos y aumenta la confianza en uno mismo.

10- Es divertido y ayuda a hacer amigos. Es difícil bailar sin sonreir, y nada mejor que la sonrisa y el ambiente distendido que genera el baile para que surjan buenas vibraciones y nuevas relaciones sociales.

11- ¡Y no tiene edad!. Todo el mundo puede bailar, niños, jóvenes, adultos y hasta los más mayores. Hay bailes para todas las edades dependiendo de la edad y la forma física de cada alumno. Desde ballet, pasando por bailes con mucho más ritmo como zumba o los bailes latinos, hasta bollywood, burlesque o la sensual danza del vientre, sin olvidar los bailes de salón y por supuesto, nuestro Flamenco…

Así que ya no hay excusas… ¡Todo el mundo a bailar!

Deja un comentario